Solicite ya su cita por teléfono: 985 77 16 77

Blog

LA RESPIRACIÓN COMO REGULADOR EMOCIONAL. Profesora Mercedes Pinto

LA RESPIRACIÓN COMO REGULADOR EMOCIONAL. Profesora Mercedes Pinto

20 Junio 2018



Las emociones están íntimamente ligadas a la respiración. Si tenemos miedo, la respiración se hace superficial, se acelera y se entrecorta. El sistema se prepara para el ataque o la huida y el sistema nervioso parasimpático se bloquea. Si algo nos alivia respiramos profundamente y despacio. Exhalamos el aire y nos relajamos. De nuevo, volvemos a la naturalidad de la respiración. Podemos entonces decir que si las emociones afectan a nuestra forma de respirar, la forma en que tomamos oxígeno, afectará a nuestro estado anímico.

Nacemos e inhalamos. Exhalamos y morimos. Podríamos decir que nuestra vida viene marcada por la respiración. Somos capaces de sobrevivir días sin alimento o sin agua, pero nos harían falta tan solo unos minutos sin aire para dejar de vivir. Y sin embargo, ¿cuánta atención prestamos a la forma en que respiramos?

Según como respiremos podemos aportar más oxígeno a la sangre y al cerebro. En este caso las sensaciones físicas pueden traducirse en mayores niveles de energía, hacernos sentir más despiertos y alerta.En el PRANAYAMA, definido como la ciencia del control de la respiración, encontramos diferentes técnicas y ejercicios dirigidos a mantener el cuerpo y la mente saludables.

Existen tres tipos de respiración: clavicular o superficial, intercostal o media y abdominal o profunda. La mayoría de la gente utiliza una respiración superficial, dejando que entre sólo una pequeña cantidad de oxígeno en el cuerpo, aspecto que conlleva un uso mínimo de los pulmones y menor resistencia a ciertas enfermedades.

Con la práctica, reconoceremos los hábitos aprendidos inconscientemente a lo largo de nuestra vida y nos daremos cuenta de toda la información que contiene la forma en que respiramos.

ARCHIVO