Solicite ya su cita por teléfono: 985 77 16 77

Blog

EL VALOR DE LA SALUD MENTAL EN LA PERSONA MAYOR. Dra. Teresa Pérez-Espinosa. Médico Psiquiatra

EL VALOR DE LA SALUD MENTAL EN LA PERSONA MAYOR. Dra. Teresa Pérez-Espinosa. Médico Psiquiatra

29 Agosto 2018

 

La Salud Mental es el pilar fundamental de la Salud Integral.

 

Las personas mayores tienen alto riesgo de padecer Depresión, debido a la existencia de problemas:

-Físicos, enfermedades crónicas que limitan la autonomía, y causantes de dolor

-Perdida de seres queridos (familiares y amigos)

-Merma económica y, en ocasiones, serios problemas económicos

 

Debemos estar especialmente atentos al Estado de Ánimo, la depresión en el adulto mayor en ocasiones es difícil de reconocer e incluso se interpreta como posible enfermedad física, sometiéndole a un sinfín de pruebas médicas, por ello retrasando el diagnóstico de depresión y agravando el estado psíquico y emocional, al añadir una preocupación más a la previa.

 

La Persona Mayor expresa con el cuerpo lo que no es capaz de expresar con las palabras (trastorno de somatización).

 

La Depresión no forma parte del envejecimiento, es una enfermedad y como tal requiere la valoración de un profesional de Salud Mental que realice el Diagnóstico y Tratamiento Integral por un equipo multidisciplinar: Médico de Familia, Psiquiatría, Psicología, Trabajo Social, Enfermería.

Es muy importante incorporar siempre hábitos saludables, adecuada nutrición, actividad física razonable, alimentar las relaciones sociales y familiares, siempre dentro de un plan de vida realista.

 

La Depresión y el deterioro cognitivo con frecuencia van de la mano, siendo mal interpretados, por ello, es necesario exploraciones específicas que hagan el Diagnóstico Diferencial entre Depresión o Pseudodemencia Depresiva o inicio de Proceso de Demencia. Por ello es tan importante de manera precoz instaurar adecuado diagnóstico, tratamiento farmacológico preciso, evitando sufrimientos innecesarios.

 

La Depresión cursa con sentimientos de tristeza, desmotivación, apatía, anergia, alteraciones de la atención, concentración y memoria, abandono del auto cuidado, trastornos del sueño, agitación y actividad delirante, con predisposición al aislamiento social, asociado a disminución del apetito e incluso desnutrición con déficit importantes de vitaminas y minerales (Hierro, Magnesio, Selenio, Ácido Fólico, Vitaminas B9/B12 D3, Ácidos Grasos esenciales/Omegas) y riesgo suicida.

 

Debemos de dar gran importancia al papel de la nutrición en las personas mayores (Neuronutrición).

Mejorando las bases nutricionales cerebrales se disminuye el riesgo de Depresión y Deterioro Cognitivo.

 

La Depresión complica la evolución de las enfermedades físicas preexistentes y disminuye la colaboración necesaria en procesos de rehabilitación (Ictus, fracturas…).

 

Debemos cuidar la Salud Mental de nuestros mayores, hacernos conscientes que el entorno de la familia o del Centro Residencial donde se encuentre, es determinante en el estado de ánimo de la persona.

 

Familiares y Cuidadores, somos TODOS, y en gran medida, responsables, que el cumplir años pueda ser un Regalo o una Penitencia.

 

“MÁS AÑOS, MÁS SANOS, Y MÁS FELICES”

 

“MEJORAR LA SALUD MENTAL, NUESTRO RETO Y NUESTRO COMPROMISO”

 

 

Teresa Pérez-Espinosa

 

MEDICO PSIQUIATRA

DIRECTORA MÉDICA GRUPO PEREZ-ESPINOSA

 

ARCHIVO