Solicite ya su cita por teléfono: 985 77 16 77

Blog

ESTIRAMIENTOS : CLAVES PARA LA RECUPERACIÓN FÍSICA. Ivo Gommlich. Entrenador Personal y Guía de Crecimiento Personal

ESTIRAMIENTOS : CLAVES PARA LA RECUPERACIÓN FÍSICA. Ivo Gommlich. Entrenador Personal y Guía de Crecimiento Personal

21 Mayo 2018

 

Cada persona necesita ser fuerte y flexible y una buena técnica para ello consiste en concentrarnos en mejorar nuestras zonas menos flexibles y mantener en forma las zonas que ya lo son. Así, para que podáis aumentar vuestra flexibilidad lo primero que debéis hacer buscar las zonas musculares que tenéis más o menos urgencia para mejorar.

Una vez que lo hayáis conseguido, recurriremos a una combinación de ejercicios de descarga muscular con los rodillos (o pelotas) míofasciales junto con estiramientos pasivos.

Las ventajas de la descarga miofascial son varias y la gente se sorprende de lo bien que le hace sentir después. Nos ayuda en conseguir:

  • Liberación de la presión intramuscular
  • Aumento de la oxigeneracion del musculo que es una gran ventaja para la recuperación muscular post entrenamiento
  • Disminución del dolor causada por las (posibles futuras) agujetas
  • Prevención de las lesiones musculares tipo sobrecargas o contracturas

Antes de pasar al siguiente vídeo donde os mostramos la aplicación correcta de las descargas y estiramientos según las distintas zonas musculares, os recomendamos un par de cuestiones:

  • Tiempo de aplicación unos 60 segundos divididos (opcional) en 2 series de 30 segundos para cada zona muscular. Algunas zonas es conveniente dividir en tramos para una mejor realización de la descarga, lo veréis en los videos.
  • En una escala de dolor de 1 (no noto nada) a 10 (no aguanto el dolor) deberíais buscar un nivel 7 o 8 en los ejercicios de descarga miofascial, es decir que se sienta pero de una manera soportable (se os escapará algún que otro taco al pasar el rodillo por los músculos).
  • En los estiramientos buscamos algo menos, una intensidad de nivel 6 o 7 ya que estirando no buscamos un aguantar el dolor sino ayudar al músculo a relajarse, lo que después de unos 20 a 30 segundos empieza a notarse.
  • En caso de no notar ninguna relajación en el músculo, puede ser que estirasteis demasiado fuerte. En ese caso, después de mantener una posición de estiramiento durante 30 segundos, le das una pausa de 5 segundos y empiezas de nuevo. Notaréis que ya no habrá tanto reflejo de autoprotección del músculo, lo que impedía la relajación. Puedes hacer hasta 3 o 4 tandas y notarás como ahora sí relaja gradualmente el músculo al estirar.

ARCHIVO