Solicite ya su cita por teléfono: 985 77 16 77

Blog

LA ENTREVISTA EMOCIONAL EN EL TRASTORNO POR CONSUMO DE ALCOHOL. Dra. Aitana González Álvarez . Médica Psiquiatra

LA ENTREVISTA EMOCIONAL EN EL TRASTORNO POR CONSUMO DE ALCOHOL. Dra. Aitana González Álvarez . Médica Psiquiatra

14 Marzo 2018

La entrevista motivacional ( EM) en el paciente que aún no está motivado por el abandono del consumo de alcohol constituye una herramiento clave en el abordaje terapéutico de este trastono adictivo tan frecuente. Consiste en un método de asesoremiento para abordar el frecuente problema de la ambivalencia ( duda e indecisión) hacia el cambio, tan ligado a las personas con trastornos de adicción

A través de la EM, el terapeuta no debe decirle al paciente lo que debería hacer ( imposición), sino que el verdadero cambio se producirá a partir  de la motivación intrínseca del paciente ( automotivación)

La EM posibilita que el terapeuta favorezca una atmósfeera que haga más favorable la motivación intrínseca , a través de cuatro componentes básicos: colaboración ( formar una alianza con el paciente), evocación ( ayudar al paciente a movilizar sus recursos y generar sus propias soluciones al problema), aceptación ( reconocer el valor intrinseco que tiene la persona por sí misma), y compasión ( interés en promover el bienestar del otro).

La EM procede, fundamentalmente, de la teoría transteórica del cambio propuesta por Prochaska y Diclemente en 1986.  La teoría del cambio ( rueda de cambio) propone que los cambios de conducta siguen una serie de fases  o " etapas de cambio" en cierta manera estandarizadas : precontemplación, contemplación preparación para la acción, acción , mantenimiento y recaida ( en algunos casos , después del mantenimiento no existen recaídas y se produce la remisión estable. Tras una recaída se vuelve a producir la sucesión de etapas ( rueda de cambio), por lo que no se debe ser considerada como un fracaso absoluto, sino simplemente como parte del proceso de cambio. Por ejemplo, se ha constatado que, en deshabituación tabáquica la media de vueltas hasta llegar a la fase de remisión estable era de siete.

El objetivo del terapéuta mediante la utilización de esta técnica es facilitar que el paciente avance por las fases de la rueda del cambio. Es muy importante que el terapeuta ayude  al paciente a pasar de la fase de pre-contemplación ( en la que no se plantea abandonar el hábito perjudicial) a la fase de contemplación, donde ya hay al menos una ambivalencia, que es el punto de partida para que se pueda producir el cambio en la conducta del paciente).

Por último es importante recalcar que las metas terapéuticas del paciente deben escucharse y aceptarse siempre ( por ejemplo, reducción del consumo frenta a la abstinencia total), siguiendo el ritmo del propio paciente, para facilitar que, en muchas ocasiones , éste acabe motivándose para alcanzar unos objetivos terapéuticos más ambiciosos

ARCHIVO