Solicite ya su cita por teléfono: 985 77 16 77

Blog

PROPUESTAS PARA MEJORAR EL EQUILIBRIO EN YOGA. Mercedes Pinto. Profesora de Yoga

PROPUESTAS PARA MEJORAR EL EQUILIBRIO EN YOGA. Mercedes Pinto. Profesora de Yoga

30 Mayo 2018


Nuestra capacidad de mantener el equilibrio, dentro y fuera de la esterilla de yoga, depende de tres funciones del sistema nervioso que actúan en estrecha colaboración.  
Me refiero al sistema vestibular, situado en el oído interno, al sentido de la vista y a la propiocepción. Estos tres sistemas rigen, respectivamente, nuestra percepción espacial, visual y sensorial y, conjuntamente, nos ayudan a mantener el equilibrio. 
La información sensorial, espacial y visual que llega al cerebro a través de los diferentes sentidos hace posible el mantenimiento del equilibrio, es decir, la capacidad de mantenernos en posición erguida y de desplazarnos sin caer al suelo.
Hace tiempo que las personas que practican yoga  saben que la capacidad de ejecutar una postura de equilibrio depende en gran medida de nuestro estado mental. Cuanto más agitación hay en nuestros pensamientos, menos  capaces somos de lograr y mantener una postura de equilibrio.
Ejercicios para mejorar el equilibrio en YOGA:

1. Atar los cordones de los zapatos levantando un pie en el aire:
En vez de sentarte en una silla para hacerlo, repite este ejercicio de equilibrio cada vez que te quitas o te pones los calcetines o los zapatos. La integración de este movimiento en tu día a día es una manera de mejorar el equilibrio sobre un solo pie.

2. Camina muy despacio sin perder el equilibrio:
En muchos linajes del budismo se incluye en la práctica de meditación el andar muy lentamente, como si uno se moviera a cámara lenta. Se recomienda caminar descalzos, hacer pasos muy pequeños y poner la atención en la planta del pie. Aunque suene increíblemente fácil, pruébalo y verás que es más difícil de lo que parece.

3. Caminar por terreno irregular:
Las personas que vivimos en la ciudad caminamos siempre sobre terreno plano, aunque el pie humano está diseñado para poderse adaptar a superficies irregulares. Ir de excursión por la montaña o caminar por terrenos irregulares es una buena manera de ejercitar el equilibrio.

ARCHIVO